Cómo pintar una puerta

DESCUBRE LA MANERA CORRECTA DE PINTAR UNA PUERTA

Muchas veces realizamos tareas en el hogar que a simple vista parecen no tener un método especial para ser realizadas, pero que en realidad necesitan de cierto detalle para darles un buen acabado final y mejorar la apariencia de nuestro hogar, una de ellas es el pintado de puertas. Aquí te damos unos cuantos consejos para poner en práctica al momento de realizar esta labor. Anímate y ¡Hazlo con Maestro!

Antes de empezar recuerda:

Es importante retirar las perillas de las puertas para no mancharlas, pues las volveremos a colocar cuando la puerta ya esté seca por completo. Si la puerta es de tipo plano y común, puedes pintarla con un rodillo tal como una pared. El método para pintar puertas interiores y exteriores es casi el mismo, a diferencia de que estas últimas generalmente no se desmontan y lo que se hace es colocar debajo láminas plásticas u hojas de diarios para no ensuciar el piso.

Paso 1:


Empezamos aplicando una mano de pintura en el interior de cada panel superior en dirección de las vetas. Repetimos el mismo proceso para los 2 paneles de abajo. Recuerda que cuando terminemos de pintar los paneles interiores podremos empezar recién los delanteros.

Paso 2:

Después pintaremos de forma vertical el listón medio tal como nos muestra el gráfico. No olvides emparejar las marcas de las pinceladas que nos deja el siguiente paso.

Paso 3:

Ahora pintaremos los travesaños de forma horizontal como nos indica la figura, comenzando desde arriba hasta abajo.

Paso 4:

Por último pintaremos los listones laterales empezando por el de la izquierda. Emparejamos las pinceladas que provengan de los travesaños cuando aún estén húmedas.

COTIZACIÓN (00) productos Productos a cotizar